Notas de PrensaVino

LEGARIS MANTIENE SU APUESTA POR LOS VINOS DE ALTURA Y LANZA PEÑARANDA DE DUERO

La emblemática bodega de Ribera del Duero amplía su colección de «Vinos de Pueblo» y presenta nuevas añadas de Alcubilla de Avellaneda y Moradillo de Roa, elegidos mejores tintos de España en 2019 y 2020 por IWC.

Fiel a su pausada manera de hacer, Legaris sigue innovando y creciendo, sin prisa pero sin pausa, con vinos de altura (con viñedos situados a más de 900m sobre el mar) y de pueblo (marcados por la singularidad de los pequeños municipios de la Ribera del Duero donde nacen). La bodega lanza un nuevo vino de la colección prestige «Vinos de Pueblo»: Peñaranda de Duero 2017, que se elabora a partir de pequeños viñedos de este municipio burgalés, considerado uno de los más bonitos de España. Peñaranda de Duero tiene poco más de 500 habitantes pero esconde algunos de los viñedos más preciados del país.

Legaris también acaba de lanzar la nueva añada 2017 de sus «Vinos de Pueblo» Alcubilla de Avellaneda (Soria) y Moradillo de Roa (Burgos), de la misma colección y nacidos también en viñedos de altura de la región ribereña. Tanto Alcubilla de Avellaneda 2015 (en 2019) como Moradillo de Roa 2016 (en 2020) han sido elegidos los mejores tintos de España en el prestigioso concurso International Wine Challenge. Alcubilla de Avellaneda también ha obtenido el máximo reconocimiento (Medalla Master) en el The Drinks Business Spring Tasting 2021.

Vinos de Pueblo es una colección compuesta por vinos de gran calidad que muestra como un mismo varietal (tinto fino) y en la misma añada se puede expresar de forma diferente en cada pueblo, mostrando así la variedad de la zona y rompiendo el mito de que los vinos de Ribera son muy similares. Otra característica singular es que todos se elaboran a partir de viñedos situados a más de 900 metros sobre el mar. Para el director y enólogo de Legaris, Jorge Bombín: «Estamos muy orgullosos de la evolución y consolidación de nuestra colección Vinos de Pueblo, en la que seguimos mostrando al mundo, ahora en la tercera añada, pequeños pueblos de la Ribera del Duero que esconden viñedos únicos«, añade.

La búsqueda de viñedos en altitud es tendencia en la D.O. Ribera del Duero. Mientras las temperaturas medias son cada vez más elevadas y los veranos más acusados, en los viñedos por encima de los 900 metros, se consiguen uvas con más frescura, equilibrio y pH más bajos.

Los nuevos Vinos de Pueblo

La añada 2017 estuvo marcada por un invierno más suave de lo habitual y una brotación temprana, lo que auguraba un ciclo adelantado. Un drástico descenso de las temperaturas a finales de abril condicionó el curso del ciclo y muchos brotes no sobrevivieron a esa helada. Un verano más caluroso de lo habitual y la sequía provocaron que la vendimia del tinto fino se iniciase casi 15 días antes de lo habitual, con racimos más pequeños, lo que se tradujo en vinos de elevada intensidad colorante y concentración.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Peñaranda de Duero 2017

Se elabora exclusivamente con la variedad tinto fino procedente de tres pequeñas parcelas (Calderón, El Alto y 2 Enebros) situadas entre 898 y 903 metros sobre el nivel del mar. Son viñedos plantados hace entre 70 y 90 años en suelos calcáreos, con zonas arenosas, arcillosas y limosas. La fermentación alcohólica se realiza en depósito de acero inoxidable y de forma espontánea, con levaduras autóctonas. Intervención mínima para conseguir máxima expresión de la uva. La crianza tuvo lugar durante 10 meses en barricas francesas de 500 litros.

Se trata de un vino con intenso color cereza picota madura con ribete violáceo oscuro. En nariz, notas de fruta roja madura con matices especiados de su permanencia en barrica. En boca, muestra perfil fino y delicado, con una acusada frescura que mantendrá el equilibrio en el tiempo.

Alcubilla de Avellaneda 2017

Se elabora con tinto fino de un viñedo de unos 20 años en Alcubilla de Avellaneda (Soria), a 926 metros de altitud. Suelo arcilloso con gran capacidad de retención de agua y alta concentración de hierro que le otorga un color rojizo. La fermentación alcohólica se produce en un pequeño depósito de acero inoxidable y de forma espontánea, con intervención mínima.  Y la crianza tiene lugar en barricas francesas de 225 litros durante 15 meses.

Es un vino de intenso color cereza picota madura con ribete violáceo oscuro. Denso y de capa alta. En nariz destacan las notas de fruta madura, complementadas con matices especiados (pimienta, clavo) y tostados.  En boca muestra un tanino vigoroso, paso denso y una textura amplia, muestra de la concentración de la añada.

Moradillo de Roa 2017

Nace de un viñedo de dos hectáreas con unos 20 años de antigüedad y situado en Moradillo de Roa (Burgos), a 973 metros de altitud. Los suelos son de canto rodado, que además de aportar mineralidad a los futuros vinos, facilitan el drenaje a la vez que retienen el calor diurno. La fermentación alcohólica tuvo lugar en pequeños depósitos de acero inoxidable y con levaduras autóctonas. Tiene una crianza de 12 meses en barricas francesas de 225 litros.

Moradillo de Roa es un vino con intenso color cereza picota madura con ribete violáceo oscuro. Denso y de capa muy alta. En nariz sobresalen las notas de cacao, moras y fruta negra madura con un fondo de finos matices minerales. En boca es un vino exuberante y larguísimo, con gran capacidad de guarda, que muestra un tanino de gran viveza característico del suelo cascajoso en el que se encuentra el viñed.

Acerca de Bodegas Legaris

Legaris es una de las bodegas referentes de la D.O. Ribera del Duero. Bodega innovadora, que lleva dos décadas elaborando vinos diferentes que expresan los distintos orígenes y la singularidad de esta región. En la actualidad cuenta con 121 hectáreas de viñedo propio, repartidas en 4 municipios de Burgos y Valladolid y todas gestionadas ya íntegramente en ecológico. Vinos marcados por el respeto al origen y la emoción de disfrutarlos.

Para más información de prensa:
Núria Vives 
610 486 352
[email protected]
Natàlia Torrent
627 480 564
[email protected]