rueda_logotipo_color

Sobre la uva verdejo, que todos quieren denostar

Posted on Posted in Eventos, Noticias, Sin categoría

Sobre la uva verdejo, que todos quieren denostar

uva-blanca-verdejo-yalocato

Preliminares: de cómo está tratada la verdejo

El pasado sábado tuve el placer de asistir a una cata bastante especial en el C.R.D.O. Rueda, que conmemoraba los 30 años de la U.E.C., a la que no se le dio mucho bombo, salvo  el post de mi amigo Florentino en Facebook -que hizo una buena exposición como siempre-, pero que es de esas que te hacen reflexionar cuando se tiene cierto conocimiento del sector del vino y se ha mirado con perspectiva la situación de una Denominación de Origen a la que todo el mundo parece que quiere desprestigiar.

Y no culpo a todos esos consumidores que han puesto el calificativo de “verdejito” a estos vinos de Rueda; ni a la hostelería que no tiene sensibilidad alguna y no le importa lo que vende, siempre que ellos lo compren barato para sumar márgenes en muchas ocasiones desproporcionados al servicio que dan; tampoco a las disputas de poder en el propio seno del Consejo Regulador – en el que por cierto se acaba de nombrar un nuevo pleno, que elgirá pronto a un nuevo Presidente, como podéis leer aquí-; ni a las críticas perennes al Sr. Peñín cuando se le ocurrió alabar la cosecha de 2014 de esta Denominación (comodín D. José Peñín, desde hace años, en el que se descargan todos los males del mundo del vino, cuando las mismas bodegas que lo critican no podrían hacer mucho sin las puntuaciones de la Guía Peñín, de la que por cierto es su Director Carlos González, y no José Peñín, que desde hace años sólo es socio honorario de la empresa y no cata para la Guía).

Tampoco culpo a las grandes bodegas de Rioja y otros grandes grupos bodegueros que están, aún, desembarcando en la zona construyendo mostruos de bodegas con capacidad para millones de botellas con el claro fin de sumarse a un carro que aporta buenos beneficios a las cuentas de resultados de las empresas, aunque con tanta inversión también me hace dudar de ello…

Ni siquiera a la prensa especializada a la que, salvo honrosas excepciones, parece darle miedo hablar con viva voz de las bondades de una zona que ha hecho mucho porque aumente el consumo del vino en España.

Tampoco citamos a algunos foros o blogs de Internet, a los que parece que sólo les interesa catar los grandes vinos que están de moda, y echan por tierra con cierta gratuidad a veces el trabajo de otros tantos bodegueros que no salen en las revistas.

No culpo a todos ellos, no. Sino al mal endémico del español medio, que consiste en criticar y mirar con envidia lo que hace bien el vecino. De aplastar y destruir todo aquello que destaca por sí mismo, y que beneficia a la mayoría. Como decía Quevedo: “La envidia es tan flaca y amarilla porque muerde y no come“.

Rueda con Rueda

Una buena Comunicación, volvemos a insistir, siempre es clave

Personalmente siempre he alabado el trabajo de esta Denominación de Origen Rueda, y en particular de su área de comunicación, que ha sabido posicionar la zona en la mente de los consumidores, asociando “vino blanco” muchas veces a “Rueda“. No en vano, es el vino blanco más vendido en España, y la segunda Denominación de Origen tras la D.O.C. Rioja (datos 2015).

Este buen trabajo, con el apoyo de otras instituciones públicas, es el que llevó a la empresa VINOPRES a traer el Concurso Mundial del Sauvignon a Rueda, aún no siendo la uva típica de la zona, sí destacan algunas bodegas que elaboran vinos con esta variedad. Una perfecta organización y un total apoyo de las administraciones derivaron en la designación de Valladolid también como sede en mayo de 2017 del próximo Concurso Mundial de Bruselas, la competición del vino más importante del mundo.

Dicho sea de paso, Valladolid aprovechará esta importante cita para realizar diferentes actividades en torno al vino de suma importancia, aprovechando así la oportunidad que supone a nivel de imagen y comunicación este certámen -a diferencia de la cita de Valencia en 2009 que no se supo aprovechar por las instituciones valencianas, dejando que pasara el Concurso sin pena ni gloria y desaprovechando una oportunidad para promocionar el vino y el territorio valenciano (el que lo escribe estuvo allí y conoció de primera mano los intríngulis de aquella organización)-.

De bodegas y de uvas

Tras este prólogo, me gustaría defender a esta uva, la verdejo, a la que debemos colocar en más alta estima. Saquemos pecho por ella, y aplaudamos el trabajo que algunas bodegas están haciendo por prestigiar esta uva: Javier Sanz Viticultor, con su recuperación de variedades extintas y viñedos centenarios; Menade, con su apuesta por un terruño orgánico y su recuperación de la “verdeja”, otra seña de identidad de la zona; Hijos de Alberto Gutiérrez, con esa joya de vino que es el “Alberto Dorado”, donde aún conservan la tradición de antaño de la zona de criar vinos con ese sistema de criaderas y soleras que tantas bondades arroja…

Y qué decir de los hermanos Herrero, que ya desde que estaban al mando de la viña y enología de Viñedos del Nieva despuntaron con esos vinos procedentes de viñas “de pie franco” que sorprendieron a todos. O Caraballas, que de la mano de un matrimonio que desborda pasión y cariño por lo que hacen, han llamado la atención de crítica y público con sus elaboraciones. No me olvido de los “parientes”, de los “belondrades” y de los “lurtones” (pemítanme citarlos en plural), que también tienen su parte importante en la historia de la D.O. Y de otros tantos que podríamos citar… Son solo unos ejemplos, pero seguro que el lector de estas líneas conoce muchos más.

Dicho esto, sin pensar en profundidad, me salen unos buenos puñados de bodegas y de marcas que destacan dentro de la D.O. Rueda. ¿Porqué entonces tiramos por tierra su esfuerzo y criticamos tanto al paraguas en el que se cobijan? Cierto es que quizá el Consejo Regulador debe centrarse ahora en primar la calidad de las elaboraciones de la zona, y quizá menos en satisfacer las demandas de ciertas cooperativas que, como en todas las zonas, imponen sus reglas muchas veces en base a intereses propios.

Esto ha hecho que algunas importantes marcas estén saliéndose, o planteándose, también aquí, del marchamo de la D.O. para ampararse bajo la Denominación V.T. de Castilla y León. Esperemos que con los nuevos aires dentro del Consejo Regulador se aborden estos y otros temas.

Una cata vertical, para demostrar todo el potencial de la verdejo

cata-vertical-del-vinos-de-rueda-verdejos-yalocatoyo

El Consejo Regulador de la D.O. Rueda ofreció el pasado sábado 15 de octubre a los socios de la U.E.C., entre los que se encontraba Ignacio de Miguel, como miembro de su nueva junta directiva, una interesantísima cata vertical de varias bodegas de la zona. Una cata que no se había hecho antes, y que sólo fue un pequeño ejemplo de lo que a mi entender se puede llegar a hacer para encumbrar a los verdejos de Rueda.vino-verdejo-alarde-yalocatoyo

Y no a todos, porque no todos tienen esta capacidad de envejecer bien, ya que la mayoría se elaboran sin esa intención, pero OJO, que si se hiciera así, esta uva y esta zona daría mucho de qué hablar.

Así lo demostró hace poco un verdejo de 1992, “Alarde”, de La Seca, que me bebí y estaba muy bien, manteniendo boca y cierta estructura, con la evolución lógica de los años, pero aún vivo.

Dicho esto, sin extenderte en valoraciones concretas, catamos:

  • Menade: V3 añadas 2006, 2009, 2011, 2013 y el futuro “Menade la Misión”, que según Richard Sanz cambiará un poco en cuanto a concepto de elaboración, buscando aún mayor expresividad. Vinos minerales, profundos, directos, complejos… La cata empezaba con unas joyas. ¡Viva la evolución de los blancos! Siempre ha sido una bodega a destacar en el panorama nacional.
  • Finca Montepedroso: Bodega perteneciente al grupo “Familia Martínez Bujanda” (Rioja, Mancha y Rueda), ubicada en el municipio de Rueda. Vinos presentados por la Export Manager de la bodega, Karin Nylund, que hizo una perfecta exposición. Catamos añadas 2010, 2012, 2014 y 2015. Vinos más comerciales que sin embargo mantenían vivo el espíritu de la uva.
  • Hermanos del Villar: Oro de Castilla añadas 2011, 2012, 2014 y 2015; Oro de Castilla Sauvignon 2012, 2013 y 2015; Finca Los Hornos (un vino pensado para envejecer, según palabras del propio Pablo del Villar) 2014. Interesante comparativa de verdejo y sauvignon a lo largo de los años. Todos mantenían el tipo muy bien.
  • Bodegas Burdigala (Campo Eliseo): Cuesta de Oro 2007, 2009, 2012 y Campo Eliseo 2013. En estos vinos se nota la mano de François Lurton, incluso el asesoramiento de Michel Rolland. Buenas uvas, buenas barricas, bien elaborados, con capacidad de envejecer sin problema. Fantásticos.

cata-vertical-de-vinos-do-rueda-verdejo-yalocatoyo

No ahondaré más, porque ya hicimos algunos comentarios en el Facebook de Yalocatoyo, y publicamos algunas fotos.

Y sin más, me despido esperando que estas líneas lleven a la reflexión de todos, o de algunos, y con la esperanza de que en un futuro cercano los vinos de RUEDA se valoren como se merecen. ¡A su salud!

PD: por cierto, interesante que hubiera más “palomino fino” en la zona y que se potenciara más. Creo que ya no dejan plantar más esta variedad… Y se ganaría mucho.

3 thoughts on “Sobre la uva verdejo, que todos quieren denostar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *