Posted on Posted in Notas de Prensa

BODEGAS FÉLIX SANZ LANZA AL MERCADO LA NUEVA AÑADA DE SU VIÑA CIMBRÓN VERDEJO 2016

La pequeña bodega de los grandes vinos

La bodega Félix Sanz lanza al mercado la nueva añada de su vino blanco más sorprendente: Viña Cimbrón Verdejo 2016.

Desde el año 1934, en pleno corazón de Rueda se extienden los viñedos de Viña Cimbrón, siendo de las bodegas más antiguas en la región y participe de la Denominación de Origen desde sus inicios. Ello, unido a la singularidad climática de la zona, ofrece una situación ideal e incomparable para la creación de sus vinos, donde las diferencias entre temperaturas diurnas y nocturnas en el momento de la maduración establecen el equilibrio perfecto entre losViña Cimbrón_2 - Yalocatoyo azúcares y la acidez de la uva.

Cabe destacar que la meteorología de 2016 ha propiciado que los vinos de Félix Sanz hayan obtenido de nuevo una calidad inigualable. En este sentido, una de la responsables de lograr que Viña Cimbrón sea un gran vino, la enóloga, Silvia García, ha avanzado que tras una vendimia con una calidad excepcional, donde el invierno fue lluvioso, el verano seco y caluroso y la época de la vendimia se realizó con buen tiempo han favorecido totalmente la calidad de las uvas.

Con cada nueva vendimia, llegan las nuevas añadas, vinos jóvenes que tienen mucho que decir y aportar. Es el caso de Viña Cimbrón Verdejo 2016, un vino de color amarillo verdoso, potente, fresco e intenso con aromas a frutas de hueso (melocotón y albaricoque) y recuerdos a frutas exóticas (piña y paraguaya) sobre fondo anisado y ligeramente herbáceo. Seco, sabroso y bien equilibrado, con un final largo con agradable amargor final. Para la enóloga se trata de un vino blanco innovador, diferente e informal, muy refrescante y apetecible, capaz de seducir a los más incrédulos.

APUESTA CONTÍNUA POR LA INNOVACIÓN

En su apuesta continua por la innovación Bodegas Félix Sanz se encuentra en continuo estudio para mejorar sus productos. Actualmente la bodega está realizando pequeñas vinificaciones para seguir mejorando día a día. Entre sus objetivos se encuentran hacer de los vinos blancos de Rueda, vinos más longevos en el tiempo, y poder competir así con blancos procedentes de Francia, Alemania o Suiza.

Otro proyecto importante en el que la bodega se encuentra inmerso es la fermentación y/o crianza de vinos blancos en madera de roble de diferentes capacidades, apostando por las barricas de 500 litros que aportan complejidad en nariz y una muy buena boca en el vino pero manteniendo las características típicas y varietales de nuestra variedad reina: el Verdejo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *